Consejos prácticos para manos y pies suaves

CONSEJOS PRACTICOS PARA MANOS Y PIES Intima, te ofrece consejos prácticos y fáciles para mantener las manos y pies suaves y sin molestias de dolor. Consejo #1 Lave los pies todos los días utilizando agua tibia y jabón, mantenlos bien secos y recuerda la zona entre los dedos debe estar limpia y seca para evitar cultivo de gérmenes, bacterias y hongos, luego humecta y nutre con crema y hazte mansajes suaves para calmar el dolor durante la rutina diaria. Utiliza 3 veces a la semana mínimo una piedra pómez o un elemento exfoliantes para sacar los callos que provocan por utilizar el calzado. Consejo #2 Remoja los pies con agua de manzanilla caliente y sal en grano deja actuar por 10 minutos luego sécalos bien y humecta con crema hidratante para sentir los pies relajados y desinflamados. Puede realizar todos los días antes de dormir. Si tus pies están secos y con callos puedes utilizar el gel de la sábila. A continuación, los pasos a seguir para unos pies perfectos. Pasos a seguir: Extrae el gel que se esconde en el interior de la sábila. Saca el gel transparente con mucho cuidado y vierte en un recipiente limpio y úsalo para untar tus pies justo antes de irte a dormir. Realiza un suave masaje y centrándote en las zonas más secas y estropeadas. Finalmente, cubre tus pies con unas medias suaves para que el aloe vera penetre a la perfección en la piel. Deja reposar durante toda la noche y, al día siguiente en la mañana , lávate los pies con agua tibia. Sécalos con la ayuda de una toalla y aplica una crema hidratante realizando un ligero masaje. Las propiedades del aloe vera son hidratantes, desinflamentes y regeneradoras que te ayudarán a tener tus pies sanos y relajados. Puedes ponerlo en práctica 2 veces por semana.
Intima, te ofrece consejos prácticos y fáciles para mantener las manos y pies suaves y sin molestias de dolor.

Consejo #1

Lave los pies todos los días utilizando agua tibia y jabón, mantenlos bien secos y recuerda la zona entre los dedos debe estar limpia y seca para evitar cultivo de gérmenes, bacterias y hongos, luego humecta y nutre con crema y hazte mansajes suaves para calmar el dolor durante la rutina diaria.

Utiliza 3 veces a la semana mínimo una piedra pómez o un elemento exfoliantes para sacar los callos que provocan por utilizar el calzado.

Consejo #2

Remoja los pies con agua de manzanilla caliente y sal en grano deja actuar por 10 minutos luego sécalos bien y humecta con crema hidratante para sentir los pies relajados y desinflamados. Puede realizar todos los días antes de dormir.

Si tus pies están secos y con callos puedes utilizar el gel de la sábila. A continuación, los pasos a seguir para unos pies perfectos.

Pasos a seguir:

  1. Extrae el gel que se esconde en el interior de la sábila.
  2. Saca el gel transparente con mucho cuidado y vierte en un recipiente limpio y úsalo para untar tus pies justo antes de irte a dormir.
  3. Realiza un suave masaje y centrándote en las zonas más secas y estropeadas.
  4. Finalmente, cubre tus pies con unas medias suaves para que el aloe vera penetre a la perfección en la piel.
  5. Deja reposar durante toda la noche y, al día siguiente en la mañana , lávate los pies con agua tibia.
  6. Sécalos con la ayuda de una toalla y aplica una crema hidratante realizando un ligero masaje.
  7. Las propiedades del aloe vera son hidratantes, desinflamentes y regeneradoras que te ayudarán a tener tus pies sanos y relajados. Puedes ponerlo en práctica 2 veces por semana.

Deja un comentario

Síguenos en Twitter

¿Quieres recibir nuestros consejos en tu e-mail?

Ingresa tu correo electrónico para suscribirte a nuestro blog y recibir tips, consejos y experiencias.

Únete a otros 4.073 suscriptores

A %d blogueros les gusta esto: